Vivir no es hacer; vivir es sentir

sentir¡Si al menos pudiera odiarte! Sentiría algo, así fuera un odio devastador que royera mis entrañas. Pero no, en mi corazón un vacío, en mi mente un silencio; no logro recordar. Cuéntame qué pasó, pues tienes esa mirada. Háblame de todo el mal que nos hicimos para que el dolor en mi pecho me recuerde que soy un ser humano. Háblame de todo lo bueno que ya nunca volverá, tan bueno que mi cerebro traicionero lo ha desterrado de mi memoria para mantenerme así: fría, serena, a salvo, sin vida.

Anuncios

2 pensamientos en “Vivir no es hacer; vivir es sentir

  1. José Ignacio

    Eso pasa todos los días en los salones, en las cocinas, en los dormitorios y en los cuartos de baño de tantos y tantos hogares modélicos. Y las principales víctimas del veneno son los niños, porque los adultos que lo exudan, como tú bien explicas, ya no lo sienten. Niños que, si la rueda no se detiene en algún punto por puro milagro, a su vez rociarán con el mismo tóxico a sus hijos cuando sean padres.

    Deberían dedicar trenes de mercancías cargados de dinero a la educación emocional en los colegios.

    Un abrazo de JI para GI.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s