El edificio de mi padre

Luz y sombra. Pedro Martínez

Luz y sombra. Pedro Martínez

Uno de mis pilares ha caído, pero no me he roto; yo sigo en pie.
Al principio tuve que hacer equilibrios hasta que me acostumbré al reajuste de mis puntos de soporte.
A falta de un pilar básico, otras pilastras y columnas se refuerzan para compensar el peso de mi cubierta. Aparecen de repente contrafuertes que desconocía y el edificio evoluciona firme y consolidado.
No voy a caer porque mi basamento es sólido, y es tuyo en parte.
Soy ese edificio que cimentaste y se sigue autoconstruyedo con los vientos de la vida; los favorables lo elevan, los adversos lo pulen y le dan forma.

Nunca he hecho caso de los días mundiales de-para-todo: de la mujer, del niño, de la madre, de la tierra, de la salud… Pero hoy día del padre todo me recuerda a ti. Te echo de menos y apenas te has ido hace un momento. Siempre te querré.

Anuncios

12 pensamientos en “El edificio de mi padre

  1. Daniel Centeno

    Ambos edificios, el tuyo y el suyo, forman parte de una misma ciudad. Y siempre, sin importar a dónde vaya aquél que te visite, verá irremediablemente a ese otro edificio, a tu lado, y los que trajo consigo. Es algo bello de admirar.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s