El nuevo Charles Dickens

Martín Ortis  no dejaba de asombrarse ante la popularidad que estaba alcanzando. Cuando comenzó a escribir jamás imaginó que llegaría a vivir de ello, mucho menos aún que sería el autor más vendido y solicitado por los medios.

dickensSu escritura, en ocasiones crítica y mordaz, otras veces profundamente emotiva, se caracterizaba siempre por una honda prospección psicológica de las luces y las sombras del ser humano. Es por ello que, primero en los círculos literarios y poco más tarde en la sociedad en general, recibió el apodo de “el nuevo Charles Dickens”. Al principio el título fue un enorme halago para su pequeño orgullo de escritor novel, pero poco a poco fue sintiendo la incomodidad del peso que ponía sobre sus hombros.

Nunca concedía entrevistas, y todo el mundo se preguntaba el porqué. Este hecho añadía más misterio a su ya de por sí hermética imagen, de modo que aquel 10 de octubre había mucha expectativa ante su primera aparición en un programa de televisión. Nunca un escritor había gozado de tanta fama en toda la historia reciente y jamás un famoso había sido tan difícil de entrevistar.

–A buen seguro, queridos telespectadores y además exigentes lectores, se estarán preguntando de dónde sale la genialidad del nuevo Charles Dickens. Queremos conocer el origen de su especial sensibilidad, de su capacidad sobrehumana de ponerse en la piel de los demás, de su singular modo de entender el mundo… Queremos comprender cómo su literatura logra transportarnos a esos lugares que están ocultos en nosotros mismos, cómo consigue reconciliarnos con la humanidad, cómo nos conduce irremisiblemente a discernirlo todo. Queremos saber y lo sabremos, porque hoy lo tenemos aquí con nosotros. Buenas noches y bienvenido, Martín Ortis.

–Buenas noches – respondió desenvuelto –. Te agradezco la invitación y tu calurosa bienvenida.

–Gracias a ti por concederme tu primera entrevista, me he estado preguntando a qué puede deberse el honor.

–No podía rechazarla cuando coincidía con un día tan especial.

– ¡Qué misterio!

–En cuanto a las palabras que acabas de dedicarle a mi trabajo, me ruborizan, no sé si las merezco – prosiguió Martín con una sonrisa sincera.

–Aprecio tu humildad, pero no son más que el fiel reflejo de lo que despiertas en tus lectores y en la crítica. Creo firmemente que tienes un don para despertar la intercomprensión humana.

–Me resulta fascinante que mi literatura propicie que unos seres humanos comprendan a otros y sin embargo yo siga siendo un incomprendido.

– ¿Te consideras un incomprendido por la sociedad? – se cuestionó sorprendido el presentador.

–Lo soy. Decías en la introducción que tratarías de averiguar el origen de mi sensibilidad, creatividad y manera de ver el mundo.

–Así es. Nos preguntamos de dónde sale tu genio.

–Pues te lo digo ahora mismo: sale de mi trastorno ciclotímico.

Se produjo un silencio incómodo, breve, pero ampliamente perceptible por todos los espectadores.

– ¿Cómo dices?

–No te preocupes, no estoy catalogado como peligroso así que no saltaré de la silla de repente para morderte la yugular – dijo riendo irónicamente. – La ciclotimia es una forma leve de bipolaridad, es un trastorno del estado de ánimo. Hay épocas en las que estoy exuberante y otras en las que estoy decaído, en lucha constante por hallar el equilibrio. Últimamente estoy especialmente bien, además hoy es un día especial, de modo que decidí que sería una buena ocasión para romper el misterio en torno a mi silencio. Y ya que lo he hecho responderé a tu inquietud: el secreto está en mis fases de hipersensibilidad e hiperempatía, las cuales canalizo escribiendo; probablemente el viejo Charles Dickens hacía lo mismo con su ciclotimia.

Anuncios

3 pensamientos en “El nuevo Charles Dickens

    1. Gi Autor de la entrada

      Ajajaa ¡pues que vivan los taraos! 😀
      Por cierto, te comenté en amazon pero olvidé decirte por aquí que me gustó mucho el libro, el planteamiento es de lo más original 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Óscar

        Muchas gracias Gi! Sabía que tenía una tercera opinión y no sabía de quién era. Me hacía una ilusión tremenda! Ahora, sabiendo que es tuya la ilusión es doble, porque te admiro como escritora! Besitos

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s