Tres mil peldaños y un destino

escalerasLe prometieron que tras esos duros tres mil peldaños de subida cada ser humano encontraba su destino. Cuando por fin llegó arriba no vio nada inusual. Empezó a girar sobre sí mismo lentamente, buscando con la mirada alguna señal. Cuando completó medio giro de 180 grados vio una larga escalera de bajada con un cartel que decía: “tres mil peldaños de descenso a los infiernos”.

Anuncios

10 pensamientos en “Tres mil peldaños y un destino

    1. Gi Autor de la entrada

      Muchas gracias Kike. Creo que tu reflexión, con ese latigazo de por medio, tiene ya más fuerza que el microrrelato en sí. Me ha impactado. Que tengas una feliz semana 🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  1. Aquileana

    Lo del giro de semi -círculo, la búsqueda de un signo… Y los tres mil escalones que descienden a los dominios infernales de Hades, es algo realmente genial Gi…
    Me ha encantado. Un abrazo y buen fin de semana para vos. Aquileana 😀

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s