Usos de un abanico

El abanico sirve para dar alivio en las sofocantes jornadas de verano; para decorar los muros del salón; para seducir; para hablar sin palabras; para echarte de menos cada vez que abro el primer cajón de la cómoda y lo veo ahí, junto a mis corbatas, donde lo dejabas siempre, de donde ya nunca más saldrá, porque no puede tener ahora más uso que el de ayudarme a recordarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s